Perder el Trabajo: un foco de tensión

Algunos autores asocian el desempleo con la pérdida de la autoestima, sentimientos de inseguridad, culpa, trastornos depresivos, ansiedad, etc. El trabajo confiere un orden, posibilita actuar de manera programada, esperada.

El estar en situación de inactividad, da origen a cambios dentro y fuera de la familia.

En un comienzo la percepción de estar desempleado, es como estar de vacaciones, como una primera reacción al impacto. Cuesta visualizarse como cesante, dando paso posteriormente a sentimientos de frustración, inseguridad y fracaso, que conducirán a una baja autoestima, considerándose como alguien anormal e inútil, quedando fuera del mercado laboral y todo lo que ella proporciona.

La pérdida del trabajo, además de causar perturbación en el afectado, provoca deterioro en las relaciones familiares.

Como en los duelos, suelen atravesar diversas etapas, desde la perplejidad, el escepticismo y miedo (dura más o menos una semana), una breve recuperación y la idea de estar de vacaciones seguido de temor por la cesantía por mucho tiempo. Si los intentos por buscar trabajo no dan resultado, dan paso a irritabilidad y trastornos psicofisiológicos. Esta fase es crucial y puede durar varios meses, dependerá de los recursos internos y de la capacidad de autogestión.

Pudiendo posteriormente aparecer la vivencia de fracaso personal y de falta de sentido, el tiempo se utiliza en ver televisión o durmiendo, perdiendo el sentido que tenían antes los fines de semana.

La importancia de estar alerta ante la pérdida del trabajo, es no dar paso a la depresión, en la que pudiera aparecer conductas impulsivas, irritabilidad, abuso de sustancias, tabaquismo, etc.

Damos cuenta de la existencia de factores externos e internos, intervinientes en la situación de desempleo, y lo óptimo es buscar equilibrio entre ambos. Estudiar en qué medida puedo intervenir en lo externo y en qué medida en lo interno.

Para emprender una nueva etapa luego de un despido:

  • Estudiar el medio : estar atentos al mercado, cuales son las tendencias, que se pide, que caducó, donde hay mas oferta de mano de obra desocupada donde hay carencia de mano de obra
  • Buscar modelos a seguir : si ellos pudieron ¿por qué no yo?
  • Priorizar: primero el esfuerzo estará dirigido a reciclarse y no en preocuparse por si llegaré a fin de mes. Vivir día a día, estableciendo metas a corto plazo
  • ¿Dónde estás suerte? el éxito consiste en un 80% de trabajo y 20% de suerte, hay que buscarla.
  • Afianzar la red de contactos
  • No temer a la competencia ni a los retos
  • Pedir ayuda si el cuerpo da señales de aumento de ansiedad o depresión o malestar generalizado